¿Cómo hacer frente a las preocupaciones?

Todo el mundo se preocupa de vez en cuando. Sin embargo, preocuparse en exceso o preocuparse todo el tiempo puede ser perjudicial, ya que nos hace sentir tensión y ansiedad. Preocuparse es útil si nos moviliza, de lo contrario es inútil; y preocuparse sin actuar no sirve para nada. En el siguiente folleto, fácil de leer y con ejercicios sencillos, aprenderemos a determinar si una preocupación se refiere a un problema real, los pasos para empezar a controlarla y algunos consejos más. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista