Aprenda a controlar la irritabilidad

La irritabilidad se convierte en un problema cuando es: demasiado intensa, sucede con demasiada frecuencia, dura demasiado tiempo, echa a perder relaciones o empleos, y particularmente, cuando conduce a violencia o agresión. Quizás no puedes deshacerse de las cosas o personas que te provocan enojo, ni evitarlas, ni tampoco cambiarlas; pero lo que sí que puedes es aprender a controlar tus reacciones y es el objetivo de la siguiente guía proporcionar algunas herramientas para ello. ¡Esperamos que te sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista