¿Alcohol en la familia?

Nadie es culpable de una enfermedad. El alcoholismo, como todas las drogodependencias, es una enfermedad. Ni la persona que la padece ni los que están a su alrededor la han buscado conscientemente, de modo que no hay culpables. Lo que sí que tenemos que tener en cuenta es que en el alcoholismo, es tan importante la atención al enfermo como a su familia. Por esta razón el siguiente folleto pretende proporcionarnos las claves para un mejor entendimiento del problema así como servirnos de apoyo, siendo paciente o familiar. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista