Cuidar, cuidarse y sentirse bien

En España existen más de dos millones de personas que cuidan a un familiar en situación de discapacidad o dependencia. Pero afrontar estos cuidados suele originar efectos adversos en la vida económica y laboral de los/as cuidadores/as, restringe sus posibilidades relacionales y de ocio y puede ser causa de enfermedades, en especial, de estados depresivos. La siguiente guía, elaborada  desde el enfoque de atención centrada en la persona, se plantea el ambicioso objetivo de contribuir a lograr que sea posible cuidar de manera adecuada, autocuidarse y sentirse bien. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista