Aprenda a relajarse

Muchas personas coinciden en que la relajación les ayuda a reducir la preocupación y la ansiedad. También puede ayudar a mejorar el sueño y aliviar los síntomas físicos causados por el estrés, como dolores de cabeza o de estómago. aprender a relajarse es una habilidad que requiere práctica. Con el tiempo podrá hacerlo “en un instante” y “de forma eficaz". Este folleto ofrece un resumen de dos técnicas que se pueden hacer de forma rutinaria, en poco tiempo –ejercicios de relajación muscular, y ejercicios de respiración profunda–. Éstas son especialmente útiles para combatir los dos síntomas físicos comunes a la ansiedad: tensión muscular y respiración acelerada. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista