Educar sin violencia

La idea de hacer un libro sobre este tema surge de considerar que estamos en momentos de cambios muy importantes en la educación familiar. Y como en todo proceso de cambio, la confusión suele ser grande. Muchos padres golpean a sus hijos porque creen que es así como se debe educar, que las palizas ayudan a que los hijos sean mejores y que éstas son una muestra de cariño. No es así, pegar es inútil a la hora de educar. No sólo es innecesario, sino que además es contraproducente, ya que nadie respeta a quién lo violenta. Es por ello que nuestro compañero, Jorge Luis Ferrari, con más de 20 años de investigación y experiencia en el campo de la educación familiar, nos ofrece una obra excepcional en la cual nos comparte esa experiencia y nos invita a la reflexión. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

Karemi Rodríguez Batista